Mal uso del cinturón y cafeína son fatales enemigos de los conductores

Mal uso del cinturón y cafeína son fatales enemigos de los conductores

06 Marzo 2012

Algunas recomendaciones para enfrentar los accidentes de tránsito en las carreteras

Comunicado >
authenticated user

Tras la tragedia de San Carlos, extremar las medidas de seguridad al volante o como pasajeros, vuelve a cobrar vigencia. El cinturón de seguridad es una de las herramientas más eficaces a la hora de prevenir consecuencias lesiones. En trayectos cortos o largos, vehículos particulares o de la locomoción colectiva, debe existir conciencia de que un sólo click puede marcar la diferencia entre la vida o la muerte.

Astrid Munzenmayer, académica de la Facultad de Enfermería de la Universidad Andrés Bello, explica que ante un impacto, está la velocidad de eyección de un cuerpo, por lo tanto la velocidad a la que vaya el vehículo influye en la gravedad de las lesiones a la hora de un accidente. El cinturón minimiza las consecuencias de este desplazamiento al evitar que el cuerpo salga de su posición original. 

No obstante, muchas veces estos cinturones están en mal estado y no cumplen su misión. “Que quede mal puesto puede provocar además de escasa protección, daños, debido a que la correa provoca quemaduras en la piel, junto con lesiones abdominales. Por eso es importante que la correa inferior sólo pase por la parte de la pelvis y la correa superior comience desde el hombro hasta la cadera”.

 

Antes de manejar

El descanso es algo básico en el organismo de cualquier ser vivo, sin embargo, la mayoría de los accidentes ocurren por la falta de sueño. Astrid Munzenmayer recomienda dormir un mínimo de ocho horas, tener una comida liviana para evitar fluidez sanguínea y no cometer el error de ingerir bebidas energéticas o consumir bastante café para disminuir el cansancio.

  1. “Las bebidas energéticas y el café ayudaran a suplir la sensación de cansancio por unas horas, pero después el efecto de rebote que tendrá en el cuerpo será aún peor, por eso antes de comprar cualquiera de esas cosas, es mejor dormir”.