Aplausos: Universitarios se cuadraron y distribuyen escudos faciales a centros de salud del Biobío

15 Abril 2020

Cesfam de Concepción y Coronel, y los hospitales de Curanilahue y Mulchén, son por ahora los beneficiarios de la iniciativa.

Equipo El Conce... >
authenticated user Editor

La Facultad de Ingeniería y Tecnología (FIT) de la Universidad San Sebastián, particularmente desde el área de Innovación y Tecnología, trabaja hace un par de semanas en la creación de “escudos faciales”, que han entregado a trabajadores de la salud para protegerlos frente al avance del COVID-19.

Los escudos, que protegen el rostro con un refuerzo en la frente de las personas- se confeccionan con impresoras 3D en los laboratorios Make iT Lab de la sede Concepción, cuyo aporte ha sido derivado a los Centros de Salud Familiar (CESFAM) Carlos Pinto Fierro, de Coronel, y Víctor Manuel Fernández, de Concepción, además de los hospitales de Curanilahue y Mulchén.

Así lo confirmó Luis Angulo, coordinador de Innovación y Tecnología de la FIT y académico a cargo de esta iniciativa junto a Rodrigo Vergara, docente integrante del equipo del Make iT Lab. Hasta el momento, han distribuido 80 mascarillas, cifra que crece día a día.

“A partir del diseño de un cintillo, se procede a la impresión 3D. Después se inserta una mica como protección adosada en la parte frontal, y cintas elásticas para reforzar la fijación alrededor de su cabeza”, indicó Rodrigo Vergara, quien trabaja y lidera la iniciativa junto a Luis Angulo. Hasta el momento, han distribuido 80 mascarillas, cifra que crece día a día.

“Comenzamos las pruebas con diseños ya existentes de código abierto, y a partir de éstas, y con retroalimentación de los mismos usuarios, hemos realizado diseños propios, en los que incorporamos ciertas mejoras ergonómicas y de funcionalidad y armado, además de buscar de manera permanente mejoras que permitan optimizar tiempo de impresión y uso de material, sin perjudicar su utilidad y firmeza”, explica Luis Angulo.

 La relación con los CESFAM beneficiados, “en el caso de Coronel y Concepción, hubo disposición desde el inicio para trabajar en conjunto en la confección, lo que obviamente genera un estímulo adicional en aportar, ya que ayuda también a optimizar los tiempos de respuesta. Por ejemplo, en el caso del CESFAM Víctor Manuel Fernández entregamos los cintillos, y ellos mismos armaron los escudos”, señala Luis Angulo. “Ahora, seguimos buscando optimizar más la producción, que hacemos desde nuestras casas, sin generar exposición adicional de los colaboradores ni de sus familias”, cuenta el académico de la FIT de la sede Concepción.

Las sedes sureñas de la institución académica, Valdivia y De la Patagonia (Puerto Montt), también se abocan a la misma cruzada, siendo beneficiados trabajadores de centro de salud de La Unión (Los Ríos) y Los Muermos (Los Lagos).