Acerca de nuestras emociones: ¿Por qué estoy triste? ¿Qué hago ahora?

Acerca de nuestras emociones: ¿Por qué estoy triste? ¿Qué hago ahora?

10 Agosto 2020

En este tiempo, que es uno particularmente diferente a otros, tenemos la oportunidad de ir a nuestro interior y conocernos cada vez más, porque ahora tenemos tiempo para ver y descubrir lo que hay allí.

Marcelo J. Castillo >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Invitado

Muchos han pasado toda su vida corriendo tras metas y objetivos externos. Cosas como conseguir una casa propia, un vehículo, una pareja, un trabajo, etc. Eso no tiene nada de malo, en este mundo es necesario, pero esta carrera se vuelve dañina cuando te olvidas de tu interior. Ya que, sin darte cuenta, puedes correr por todos tus objetivos externos, y a la vez, literalmente olvidarte de las cosas que están en tu interior y que tienes que resolver también.

Así es como para muchas personas, llega a pasar mucho tiempo, años enteros, y hasta una vida entera, y nunca resuelven sus conflictos internos. Ah, pero claro, quizás tienen un Lamborghini, viven en una mansión, y son multimillonarios, pero internamente, sufren intensamente por cosas que no se dan cuenta de dónde surgen. Ahora entonces, se piensa ¿Por qué sufro tanto si materialmente tengo todo lo que siempre quise? Ahí entonces, se descubre de forma muy brusca y estrepitosa, que la felicidad nunca estuvo en nada externo.

Hay personas que viven así. Todas sus vidas engañadas por esta trampa que te venden por todas partes. Pero si fuera verdad que la felicidad está en las cosas externas, entonces este mundo sería un lugar mucho más feliz ¿no lo crees?

La verdadera felicidad nace de la paz interior y del amor propio. Si le preguntas a cualquier persona, todos te dirán que quieren vivir en paz. O sea, todos quieren ser felices. La paz interior es lo que te da felicidad. Pero para que haya paz interior, debes resolver tus conflictos internos. ¿Te das cuenta ahora la relación que hay entre estas cosas?

Puedes lograr todos tus objetivos externos. ¡Hazlo! Ve por ellos, pero no te abandones a ti [email protected] No olvides que también tienes que hacer algo, adentro de ti, para solucionar tus conflictos internos. Y todos esos problemas, básicamente se traducen en miedos hacia diferentes cosas.

Entonces, cada vez que destruyes un miedo personal, has resuelto un conflicto interno. Y quizás, lo que nadie sabe ni te ha dicho antes, es que mientras más paz interior tienes, más poder espiritual tienes para lograr todos tus objetivos externos. Literalmente, todo lo que externamente quieres lograr y conseguir, será mucho más fácil si internamente estás bien y sin conflictos.

Hoy en día, y ahora mismo. Todos tenemos esa oportunidad. La gente se está conociendo a sí misma, de forma voluntaria, o a la fuerza. Estar en cuarentena nos ha llevado a conectarnos con nosotros mismos. Entonces, quienes han aprendido desde antes a ver su interior, ahora mismo no tienen ningún problema. Pero esas personas son los menos. Pues la gran mayoría del mundo, no sabe, ni tiene idea de cómo conectarse con su propio Ser Interno.

Las familias se enfrentan a conflictos que nunca antes se dan dedicado a resolver. Ahora, puede que aparezca la tristeza, la pena, la rabia, y mucho sufrimiento en tu vida… Pero lo curioso es que todo eso (si llega a aparecer) ¡ya lo tenías! Estaba contigo desde antes de esta pandemia, solo que antes no lo veías pues tenías toda tu atención puesta en lo externo.

Te preguntas entonces, ¿Por qué me siento triste? Y eso es, porque tienes asuntos que solucionar en tu interior. Pero quizás, ahora te das cuenta de que no sabes cómo solucionar esas cosas. Y ahí está, el valor del autoconocimiento. Las prácticas de autoconocimiento son las que te llevarán a solucionar tus conflictos internos y a ser más feliz.

Conéctate con tu interior, usando el poder de la aceptación, del perdón, de la entrega y del amor. Esa es la clave y la salida a toda situación interna difícil que ahora estés pasando. Ahora es el momento. Ahora es cuando. Hazlo, medita en esto, conócete, profundiza en tu propio Ser y todo se solucionará.