Industria del retail: El estandarte de la desigualdad en Chile

Industria del retail: El estandarte de la desigualdad en Chile

07 Diciembre 2011

Mientras algunos de los conglomerados más importantes de esta industria generan utilidades por sobre los 400 millones de dólares, los trabajadores tienen sueldos que no superan los 300 mil pesos. Un escenario que se ve agravado por la escasa negociación colectiva y permisivas leyes laborales.

Radio U. de Chile >
authenticated user

Los resultados del último informe entregado por la OCDE, que situó a Chile como el país más desigual dentro de la organización no fueron una sorpresa para nadie. De hecho, en industrias como el comercio minorista, estas diferencias son pan de cada día cuando se comparan las enormes ganancias de las empresas con los ínfimos salarios que reciben los trabajadores.

Si se considera a los principales holdings del retail, nos encontramos con que sólo durante el primer semestre de 2011 las utilidades de Ripley Corp se incrementaron en más de un 300 por ciento en relación al mismo periodo durante el 2010 alcanzando los 256 millones de dólares.  Falabella, en tanto, informó que al término del primer semestre de este año había ganado 436 millones de dólares, es decir un 25, 8 por ciento más que en 2010.

Finalmente, Cencosud reportó utilidades netas que superan los 260 millones de dólares en durante la primera parte de este año. En el caso de esta última, su dueño Horst Paulmann, duplicó su fortuna personal en sólo un año, acumulando un capital de más de 10 mil millones de dólares.

Sin embargo, todas estas auspiciosas cifras no se han traducido en mejoras salariales para sus empleados, tal como lcomentó el dirigente de Ripley y vicepresidente de la Confederación de Trabajadores del Comercio (Confescove), Leandro Cortés.

“Como las empresas del retail han tenido grandes utilidades esto no se ve reflejado en la repartición justa a sus trabajadores por ejemplo con el pago de gratificaciones. Esto ni siquiera es proporcional en los instrumentos que hoy establece la ley y no nos ayuda a aspirar a ser una sociedad más justa”, comentó el dirigente.

De hecho, los sueldos de los trabajadores del retail, sin contar altos ejecutivos y gerentes, fluctúan entre el mínimo de 182 mil pesos para los que tienen remuneraciones fijas y los 300 mil para los que trabajan comisión. Es decir, un vendedor recibe cerca del 0,0003 por ciento de las utilidades de un holding como Cencosud.

Y aunque algunas leyes como la de la semana corrida han intentado subsanar esta situación, para compensar la merma las firmas decidieron disminuir las comisiones.

A juicio del investigador de la fundación SOL, Marco Kremerman, estas diferencias se explican porque en Chile no existen mecanismos de transmisión de las utilidades vía sueldo base, repartición de las utilidades o bonos.

Pero además porque en este sector existe una alta flexibilidad y, pese a ser un los rubros que supera el promedio de sindicalización del país, los procesos de negociación colectiva están tan debilitados que no sirven como vía para emparejar la cancha.

“Se requieren reformas sustanciales a las leyes laborales que no se han hecho en toda la historia del país y con mayor razón a partir del Plan Laboral de 1979 a la fecha. Ese es uno de los corazones del por qué tenemos un nivel de desigualdad tan alto. Esto no se da sólo porque hay personas que no tienen trabajo, sino porque los puestos laborales son de muy baja calidad. No existen derechos colectivos ni organizaciones que enfrenten a las empresas para que puedan transmitir mayor estabilidad, menos rotación, menos subcontratación, mejores salarios y mayor participación en las utilidades”, afirmó.

Kremerman agregó que “aquí hay una disyuntiva entre la rentabilidad que quiero tener y los costos. Si quiero generar una rentabilidad de mil y para eso tengo que pagar salarios bajos lo voy a hacer, siempre y cuando la competencia no pague salarios superiores y los empleados no se vayan para el lado. En la medida en que todas las empresas funcionan de igual forma, el mercado termina siendo una especie de disposición colectiva de los empresarios para pagar”.

Este tipo de inequidades no son exclusivas de la industria del retail. En la minería, por ejemplo, el porcentaje de participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas también es mínimo. Las empresas de la Gran Minería tienen otras vías para compensar a sus trabajadores, sin embargo,  en el retail, los más grandes son los que entregan los sueldos más pequeños.

http://radio.uchile.cl/noticias/133030/

FOTO