Rodrigo Muñoz: Literatura Gay desde Concepción

Escritor y periodista penquista, que hoy triunfa en las redes sociales, publicaciones alternativas y la venta de sus libros a través del novedoso método de los e-books, ha ambientado varias de sus historias en la capital del Bío bío.

Imagen de Cristian Bernales
1,802 Lecturas
16 de Octubre, 2013 16:10
El escritor y periodista Rodrigo Muñoz

El relato de un joven estudiante de la escuela periodismo de la Universidad de Concepción, a la que llama ‘la escuela de campo’ por su rústica infraestructura de la década de los ’90, y  que a través de una fiesta en Talcahuano se va dando cuenta cómo la discriminación a la homosexualidad se apodera de sus compañeros y de él mismo, sin dejar de encontrar en aquel infierno a un pequeño grupo de amigos que lo cuidan y protegen, forma parte de la “Trilogía de las Fiestas” la obra prima de Rodrigo Muñoz Opazo, periodista y escritor penquista que hoy, con cinco publicaciones a su haber, se ha convertido en un éxito a través de las redes sociales y las publicaciones independientes.


Parte de sus historias son ambientadas en la capital penquista. “Concepción es mi tierra natal y tengo hermosos recuerdos de mi paso por la U de Concepción, lo que se refleja en las dos primeras partes de ‘La Trilogía de las Fiestas’. En mis otras obras siempre menciono mi zona, como Talcahuano. Sin embargo, no es mi único escenario, pues ciudades importantes como Santiago de Chile, Rio de Janeiro, Montevideo, México o Connecticut también forman parte de mis escenarios literarios. Como ves desde, Concepción viajé en la realidad y en la ficción por otras partes del mundo” señala al comenzar la entrevista.

Suenas como un “escritor emergente ídolo en las redes sociales y círculos alternativos”, ¿te sientes identificado con esa descripción?

“Me considero un escritor emergente. Con mis cinco libros publicados y editados bajo el sello Mago Editores, que abrió desde el año 2007 las puertas para que yo publicara una temática, que ha sacado siempre ronchas en la sociedad chilena, que continúa siendo bien conservadora. Aunque siempre insisto que no escribo sobre la homosexualidad. Son mis personajes gays y de las minorías sexuales los que construyen finalmente las historias: reales, ficticias o fantásticas. (…) Paralelamente, he realizado en el transcurso de estos 6 años una labor periodística, haciendo uso de mis capacidades profesionales, en los círculos alternativos: Internet (con mi sitio web oficial www.rodrigoescritor.cl) , y de las redes sociales. Quizás porque en los años noventa, cuando estudié periodismo en la U. de Concepción, no existía masivamente este medio de comunicación. Entonces me vi en la necesidad de reinventarme. Me volví escritor, y qué mejor que utilizar Facebook y Twitter para promover mi trabajo literario. Incluyendo actividades, lanzamientos, charlas y debates donde estoy siempre presente. Tengo cientos de fan lectores, antiguos y recientes que siguen mi trayectoria virtual y presencial. Debo resaltar que el libro, o ejemplar impreso nunca lo he dejado de lado. Es esencial para decir: ahí se encuentra mi nuevo hijo, fruto de mi creación e inspiración en la diversidad sexual afectiva”.

 En tus obras describes al mundo gay más allá de lo sexual, de lo siútico del transformismo, de las fiestas, carretes y de la cerveza y política de las lesbianas, a estas alturas del partido y en la medida que has ido conformando una carrera literaria, con la experiencia que te han dado tus obras, ¿cómo definirías al mundo chileno gay a este 2013?

“El mundo gay chileno dentro del cual me incluyo, ha cambiado mucho desde que comencé a escribir en 2006 y publicar en 2007. En realidad, ya venía cambiando desde el 2002 durante el gobierno de Ricardo Lagos, con una mayor apertura, y marchas masivas en el gran Santiago y algunas regiones muy admirables por su trabajo en la comunidad LGBT. Diría que en todo este tiempo, que ha coincidido con mis 6 años de carrera literaria, se sumó el factor político de frentón. Que el tema de la homosexualidad esté presente en debates de los medios de comunicación, agendas de partidos políticos, propuestas de gobierno, como la unión de hecho, matrimonio igualitario y la ley anti discriminación, ha generado una especial transformación en la comunidad gay chilena en este 2013. Al escribir, me transformé en un ente observador de mis propios pares. Y noto que hoy están más serios frente a los tópicos a discutir. Se encuentran más centrados en hacer valer absolutamente sus derechos como ciudadanos. Con diferentes puntos de vista por cierto. No estoy generalizando. De seguro hay quiénes hace más de 20 o 30 años han batallado por esta causa - bajo la dictadura y la transición a la democracia - , pero hoy esa lucha es más masiva. Una lucha al estilo chileno, tranquilo, conservador o piola, pero fuerte al fin y al cabo”.

 El lanzamiento de tu reciente obra se hizo en Puerto Montt, en el marco de un evento literario y permitiendo la exhibición de tu obra a jóvenes. En ese sentido ¿cómo ves a las nuevas generaciones, en el sentido del aprendizaje y la cultura de la no discriminación y la tolerancia a la diversidad?

“Mis charlas fueron dirigidas a jóvenes menores de edad de 16 y 17 años. Cosa que jamás había hecho. Y se centraron en mis cinco novelas publicadas. Con mis libros físicos puestos sobre la mesa, disponibles para ser hojeados por estos increíbles estudiantes de la provincia de Puerto Montt, ya que estuve en varias comunas aledañas. Describo esa experiencia como única, ya que siempre había expuesto y hablado frente a públicos adultos. Me llamó la atención la recepción que tuve por parte de una directora y una profesora de lenguaje y comunicación, quiénes señalaron que mis novelas eran muy importantes para la definición sexual afectiva de sus estudiantes, muy ansiosos y curiosos. Fue algo impactante escuchar aquello. Impresionante, pero a la vez reconfortante. Diez años atrás habría sido imposible oírlo. Me dio a entender que se gesta una nueva generación en Chile. Más libre y abierta a tratar temas tan importantes como la orientación sexual del ser humano, ya sea hétero, gay o lésbica, sin dejar de lado en lo absoluto, la transexualidad y bisexualidad”.

Hay pasajes de tu obra que hablan de los flagelos del mundo gay en los 80, 90 y 2000, y que plantean un escenario claroscuro para gays y lesbianas en nuestro país, sin embargo aún hay esperanzas de un 'mundo mejor' - oníricamente hablando - ¿cuándo serán felices los gays en Chile?

“Efectivamente en mis libros, hablo de los flagelos que han vivido los gays en Chile durante los 80, primordialmente los 90, los años 2000 y la presente década. Pero, también describo la felicidad en los últimos 23 años de quiénes han aceptado su homosexualidad y lo que aquello significó para muchos; el poder vivir la pasión que conlleva la sexualidad, que es hermosa en todas sus formas; y la increíble sensación de estar enamorado de alguien igual a ti. El amor está presente en todas mis novelas. Esa llama, sin importar la década, y a pesar de las trabas que te impone una sociedad asfixiante que no te deja besar a tu pololo o polola en la calle, o andar tomados de la mano libremente, no muere jamás en mis obras. Y así debiera ser en la vida real. Así ha sido mi caso en particular. Por consiguiente, creo que la felicidad personal ha existido y debe existir siempre”.

Tu obra se está vendiendo a través de la nueva tecnología de venta de e -books, ¿cómo ha sido la recepción de la gente en esta modalidad de compra y qué te parece que exista este sofisticado método para acercar tu obra a los lectores?

“Sí, las nuevas tecnologías me han permitido difundir mis anteriores novelas a través de la red virtual en formato e - book. Siempre dejando bien claro los registros de propiedad intelectual y copyright, que prohíben su reproducción sin la autorización del autor. En todo caso, siempre priorizaré el libro físico o ejemplar impreso, en el que existe todo un trabajo multiprofesional, editorial, gráfico, de diseño, y lo que más me gusta, la ilustración de portada”.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.