Recuperando la identidad de barrio: Así se reconstruyó la sede social de San Sebastián de Manco en manos de su propia comunidad

La iniciativa fue ampliamente valorada por los vecinos, quienes en sus tiempos libres y con sus propias manos se dedicaron a devolverle a la localidad lo que el fuego les quitó.

Imagen de Especial Mi Voz
289 Lecturas
05 de Diciembre, 2017 23:12

Con mucha alegría, entusiasmo y llenos de emoción, los vecinos de San Sebastián de Manco, en la región del Biobío, en conjunto a un grupo de funcionarios de Caja Los Héroes, re inauguraron el pasado viernes su sede social. Se trata de un lugar de celebraciones, encuentros y festividades locales que perdieron completamente debido a los violentos incendios forestales ocurridos este verano.

El momento fue el término de un amplio proceso en el que tanto los trabajadores de la caja como la comunidad trabajaron a la par por dar vida nuevamente al lugar que tantos momentos entregó a la localidad.

Así lo confirmó Miguel Aravena, quien formó parte desde el primer momento de la iniciativa, cuyo objetivo era mejorar la calidad de vida de los vecinos, entregándoles de vuelta el espacio único y especial que durante años los unió.

“Va permitir que se reúnan nuevamente, vivan bonitas experiencias, bonitos momentos. Ellos perdieron lugares de encuentro después del incendio, donde hacían celebraciones y ahora lo recuperaron”, afirmó.

El proyecto otorgó a la comunidad una suma de dinero que permitió la compra de materiales para levantar el recinto, para que posteriormente un grupo de maestros, carpinteros, entre otras personas iniciaran -durante parte de los fines de semana y tardes de noviembre- la reconstrucción del local con sus propias manos, con todo lo que conllevaba física y espiritualmente.

Más presentes que nunca

Pero esto no ha sido todo, puesto que desde la empresa realizaron un acompañamiento en este largo camino desde que se iniciaron los incidentes, entregando víveres, útiles de aseo, al igual que desarrollando actividades recreativas para contribuir también a la reconstrucción espiritual de la zona.

Recordemos que, tras los terribles siniestros ocurridos, gran parte de los lugareños lo perdieron todo, no sólo material junto a sus casas, sino que también sus recuerdos y memorias tanto en familia, como con sus vecinos.

Sin embargo, con el correr de los meses han salido adelante, algo que Aravena ha visto personalmente al acompañarlos en esta labor, destacando lo positivo que ha sido esta instancia para ellos, y para los trabajadores de Los Héroes.

¿Cómo ha reaccionado la comunidad ante el proyecto que les devolvió la sede que, en algún momento, consideraron perdida?

“Ellos están muy agradecidos. De hecho, la sede que tenían antes, ellos la construyeron de a poco. Es gente super cariñosa, te devuelven harto lo que tú le das, se preocupan mucho. La calidad de vida de ellos va a mejorar, porque se van a poder reunir cuando estimen conveniente, además que fue un trabajo mancomunado con vecinos, así que el compromiso es mayor”.

¿Qué significa para los vecinos el local y su reconstrucción?

“La sede social es un lugar muy simbólico para ellos. Este era el lugar en el cual realizaban todas sus celebraciones, hacían bautizos, matrimonios, 18 de septiembre, años nuevos, entre otros. Es un lugar donde tuvieron muy buenas vivencias. Ellos tienen arraigo con el lugar al que pertenecen y todo eso lo perdieron con el incendio”.

En este sentido ¿qué esperabas al comenzar esta iniciativa?

“Dar un granito de arena que permitieran mejorar la calidad de vida de estas personas. Ellos no tenían donde reunirse y qué mejor que un lugar donde ellos puedan tener un esparcimiento, que puedan hacer sus celebraciones, juntos en comunidad, eso buscábamos”.

¿Cómo ha sido la experiencia de participar en este proceso?

“Es sobrecogedor ver la capacidad de resiliencia que tienen las personas, la mayoría de ellos de la tercera edad. Esa capacidad que a lo mejor a uno le falta, ellos la tienen. Perdieron todo, pero se volvieron a levantar. Están haciendo cosas, tienen las ganas de hacer cosas. Entonces, eso a uno lo fortalece, no solo a mí, sino a todos los colegas que participamos en esta actividad, nos llena interiormente”.

¿Volverías a participar en un proyecto de estas características?

“Sí, de todas maneras. Cuando ves la cara de felicidad de la gente y agradecerte que tú les estás devolviendo un espacio que ellos habían perdido, te reconforta”.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.