Mesa de Reconstrucción: Conversaciones entre los ciudadanos y las autoridades

Ayer en la casa central de la Universidad Católica se vivió una instancia de acercamiento entre las esferas de poder de nuestra ciudad y los damnificados del terremoto del 27F. Una instancia para crear puentes y también para desahogarse.

Imagen de Paula Venegas R
863 Lecturas
08 de Octubre, 2011 02:10

En la casa central de esta universidad penquista se llevó a cabo la mesa de Reconstrucción organizada por la UCSC y el Arzobispado de Concepción donde se dieron a conocer los testimonios de los damnificados del 27F a la cara de las autoridades y donde ellos también opinaron de la reconstrucción.

El párroco Cristián Cárcamo de la Población Santa Clara de Talcahuano dio a conocer su testimonio: “Perdimos 8 vecinos, 8 amigos, nosotros con mi familia nos resguardamos y al otro día no pudimos entrar en la población hasta la una de la tarde.” Del proceso de reconstrucción en Talcahuano dijo “La reconstrucción ha sido demasiado lenta” pero reconoció el trabajo hecho en el Liceo Santa Clara”

Después fue el turno de Nibaldo Viveros, Presidente de la Villa Futuro de Chiguayante, quien comenzó el testimonio tras el terremoto así: “ Estuvimos con miedo, esperamos la oportunidad de organizarnos entre los 27 bloques”. “Ya que las autoridades comunales no nos escucharon nosotros tratamos de acercarnos al gobierno regional”.

Recordó que tras el terremoto al cabo de unos 7 u 8 días el agua volvió a esta comuna menos para la gente de Villa Futuro y como ellos viven a orillas del Río Bío Bío debían bajar a buscar agua potable.

Viveros también recordó las huelgas de hambre que se realizaron en Villa Futuro: “para que las autoridades nos escucharan”. “La gente no entendía porque si les compramos las casas al Serviu andaba la intendencia metida en la población” agregó

Reconoció que con la llegada del nuevo intendente se sentaron a conversar con él para agilizar el proceso de reconstrucción: “Con él a cargo hemos avanzado más en lo que pasó en un año y medio”.

Después fue el turno de Silvia Sepúlveda de Talcahuano, quien contó la experiencia del restaurante que le ayuda a administrar a su mamá: “El tsunami destruyó un 90% del restaurant, el resto se lo llevó la gente”. Además contó como ese año tuvo que pagar la patente para funcionar a pesar de que recién el local se abrió en septiembre “como somos privados nadie del gobierno nos ayudó. “Tuvimos que levantarnos solos”.

Sin embargo en la actualidad le han dado más trabajo a la gente y llamó a la participación de todos porque “a Talcahuano hay que levantarlo de a poquito”

Monseñor Chomalí reconoció que la instancia sirvió para crear un puente entre todos los actores y permitir un diálogo que permitió decirse las cosas a la cara pero de manera educada y “como amigos”.

Los resultados de la mesa de reconstrucción serán publicados en un libro para no olvidar lo que hemos vivido y lo que nos ha costado levantarnos en la región.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.