Terremoto en Chile: "Adiós al Séptimo de Línea"

Terminado el Estado de Excepción Constitucional, muchos militares volvieron a sus cuarteles. Sin lugar a dudas hay muchos que no olvidarán su paso por las distintas ciudades de nuestra región. Por Johnny Correa
Imagen de Johnny Correa
2,317 Lecturas
02 de Abril, 2010 07:04

Ayer vi algo que me impactó. Llegaba a medio día a mi negocio ubicado en la ciudad de Tomé, cuando vi a los militares, quienes dentro de sus camiones emprendían viaje a sus respectivos regimientos, pero, muy atípicamente la despedida era lo menos informal que podía haber, porque apenas la gente los vio enfilar por calle Ignacio Serrano desde frente a la plaza con rumbo a Concepción, todos pero todos se volcaron a las calles para con vítores despedir a aquellos muchachos que nos brindaron protección en aquellos momentos más malos de esta desgracia. Los automóviles y buses particulares tocaban el claxon, mismo sonido que sin chistar repitieron los soldados de los regimientos Arauco, batallón Andalién de Osorno, los del regimiento Yungay de Los Andes y los del regimiento Topater de Calama.
Justo antes de llegar a la intersección de calle Sotomayor, esos típicos viejitos que están sentados en la plaza de armas se pusieron a cantar "Adiós al Séptimo de línea", lo que hizo que el Teniente de Arauco que iba en un jeep descendiera de éste, hiciera parar la caravana y se despidió de la gente con el típico saludo militar. Mientras que los jóvenes soldados muchos con lágrimas en los ojos se despedían de los pobladores de Tomé a "grito pelado", todos despedidos con un rotundo “gracias”.

Esto será lo que llaman \'reconciliación\' en la práctica... A veces las cosas más complejas sólo se superan con el altruismo de los seres humanos, corrigiendo los errores del pasado, abriendo paso en la mancomunidad entre los soldados y la civilidad.
Sólo espero que algún día la gente se comporte de tal manera, que su conciencia social, su educación cívica, su solidaridad y su humanismo hagan innecesaria la existencia de los ejércitos, por muy "salvadores" de la patria que puedan efectivamente llegar a ser o parecer.
Bien por esos hombres que trabajaron por sus compatriotas, pero ojalá nunca fuese necesario acudir a contingente armado para ninguna labor ni en ninguna circunstancia...Eso hablaría bien de la grandeza de un pueblo. De momento, somos lo que somos...
Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

3 Comentarios

Comentarios en Facebook

Imagen de RAMON FREIRE

Bobos pañuelos blancos, de

Bobos pañuelos blancos, de gente alienada, a la milicia burguesa del capital monopolico financiero.

El último ejército auténticamente nacional murió en Lircay en 1830.

Imagen de María José Olivares Martínez

Realmente me cautivo el

Realmente me cautivo el relato de esta vivencia.

Seducida ante las líneas del corresponsal, solo puedo darle las gracias por publicar tan linda historia de fraternidad. Esto nos indica que es posible, avanzar, construyendo un nuevo Chile, en paz, armonía y reconciliación. Sin dar espacio al rencor y a las críticas con mala intención de quienes solo figuran y viven de los erores y aberraciones del pasado.

Imagen de Ruperto Pacheco

Un gran y bonito comentarios

Un gran y bonito comentarios sobre los militares chilenos, senti que mi corazon latia fuerte, me senti orgulloso de mi Chile, el Sr. Johnny Correa fue capaz de captar lo que tanto cuesta expresar.

Me tome la libertad de linkearlo a mi pagina web indicando la fuente.

Saludos solidarios.

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.